Blogia
la manita de carmen carolina

cachuela

Necesitas manteca blanca de cerdo, como ½ kilo, que derretirás en una sartén honda. Ahí también echarás unos cuatro dientes grandes de ajo machados con pimienta negra, y –importante- hígado de cerdo (1/4 o menos). Este se añade cuando la manteca se está derritiendo, que has cortado como en cuadritos. Una vez frito, coge una espumadera y saca los ajos y el hígado del recipiente; los metes en una batidora y lo trituras. Luego lo vuelves a echar con la manteca. También añadirás una cucharada de pimentón colorao. Ya habrás apagado el fuego: ten en cuenta que la manteca guarda muchísimo el calor, y puede quemársete el pimentón.
Seguidamente sacarás el preparado de la sartén y, según vaya enfriándose, lo echarás en un recipiente (dale unas vueltitas, para que el hígado no se vaya abajo, aunque…).
Déjalo enfriar del todo.

Ahora cortas pan en rebanadas; y las untas de cachuela. Riquísimo para merendar o desayunar. A mi me gusta con café con leche. O solo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres