Blogia
la manita de carmen carolina

croquetas

Claro que puedes hacerlas sin nada, aparte del bechamel: me estás hablando de una leche frita, más o menos espesa. Pero a mí me gustan de jamón, de merluza, cangrejo; de pollo. Qué sé yo.

Para ti y otra persona:
Echa tres cucharadas rasas de aceite en una sartén honda o cazuela. Fríe cebolla muy fina. Echa ahora harina (2o 3 cucharadas). Fríela. Ten en mente que debe quitársele el gusto a harina cruda. Apartas la sartén del fuego. Viertes a continuación leche (como medio litro). Le vas dando vueltas. Cuando se ha disuelto la harina vuelvo a ponerlo al fuego. Échale sal (cuidado si las croquetas quieres hacerlas de jamón). La mezcla se irá espesando. Tú irás viendo. Procede ahora a echarle el jamón. Al poco de darle una vueltitas al menjunje, embrocas este en plato llano. Y lo dejas enfriar.

Cuando esté frío, con una cuchara o un tenedor vas cortando pequeñas porciones como del tamaño de un dedo.
En un plato preparas pan rallado; mucho.
En plato B echas huevo batido (con un poco de leche, para evitar que el huevo espume al freírlo).

Pasas las recortadas piezas primero por el plato de pan rallado, luego por el de huevo, y finalmente de nuevo por el de pan rallado.
De ahí a la sartén. O al tupperwear, que mis nietos, cuando vienen a comer, no se cansan de las de pollo, así que siempre preparo de más para que sigan en su casa.
Caproveche.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Ramón -

Siempre había pensado que hacer croquetas de jamón ibérico era un pecado, pero el otro día las probé en el Restaurante Hipódromo, en Collado Villalba, y me encantaron.

AdriSS -

Has probado a añadir un poco de nuez moscada en la bechamel?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

de.postres -

El otro día vi en alguna página una receta de croquetas de patatas, ¿las has probado? Suena genial...

Carmen Cañibano -

La sugiero que puede probar echando igualmente el aceite o la mantequilla cuando este semicaliente, echando la harina correspondiente para la cantidad que querramos hacer. Seguidamente iremos echando la leche en pequeñas proporcionones y todo a fuego medio hasta obtener una pasta homogenea, se sazona a gusto y una vez cocida la incorporaremos con lo que querramos hacerlas: jamon, pollo o la merluza. Tampoco es necesario pasarlas dos veces por el pan rayado,pues creo que quedan menos jugosas.
Buen provecho
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres